jueves, 27 de abril de 2017

Factory Girl

Factory Girl (Fábrica de sueños en Hispanoamérica) es una película del año 2006, dirigida por George Hickenlooper y protagonizada por Sienna Miller, Guy Pearce y Hayden Christensen.

Finalmente encontramos una película que cuenta todo lo que ya sabemos a través de las canciones "Like a rolling stone" y "Just like a woman".

Parte 1

Parte 2



viernes, 7 de abril de 2017

Syd Barret y Bod Dylan

Resultado de imagen de syd barrett

Syd Barret fue uno de los miembros iniciales de Pink Floyd, un grupo surgido en el año 1964 y que enseguida abrazó la psicodelia y el consumo de drogas como forma de inspiración.
El excesivo consumo de LSD y otras sustancias llevó a Syd Barret a dejar el grupo en 1968 y posteriormente a recluirse en casa de sus padres, de donde ya nunca salió hasta su muerte en 2006, a los sesenta años de edad.
En homenaje a Syd Barret el grupo Pink Floyd, con David Gilmour a la cabeza, publicó el disco Wish You Were Here (Ojalá estuvieras aquí), uno de los discos más famosos e influyentes de la música rock.
Resultado de imagen de wish you were here
Syd Barret, pese a todo, no permaneció ocioso y en el año 1970 grabó esta deliciosa canción sobre Bob Dylan, donde demuestra no solo su admiración por el cantante norteamericano sino también una velada crítica a la forma en que se comportaba en aquel tiempo.


miércoles, 29 de marzo de 2017

Seis años después


"Just like a woman" fue publicada en el album Blonde on Blonde, de Bob Dylan, el 16 de mayo de 1966. La canción se había compuesto a finales de noviembre de 1965, algunos días antes de la boda de este con Sarah Lownds, con la que estaba saliendo intermitentemente desde casi un año atrás y cuyo verdadero nombre era Shirley Marlin Noznisky, hija de judíos polacos, casada anteriormente con un fotógrafo llamado Hans Lownds, de quien había tomado el apellido.

Todas las informaciones confirman que "Just like a woman" está dedicada a Edie Sedwick y que en ella se relata de manera bastante pormenorizada su primer encuentro una lluviosa noche en Nueva York, poco antes de la Navidad de 1964.

Es muy posible que la historia de Bob Dylan hubiera sido muy distinta si la relación con Edie no hubiera tenido un abrupto final en algún punto indefinido entre enero-marzo y junio del año 1965.

Las razones de esta ruptura no están claras, pero en la canción se habla de una "maldición eterna", proferida por la propia Edie, y de que Bob "no encajaba" en el mundo de ella. Pero lo peor para Bob, había sido sin duda "este dolor por dentro" que le habría quedado tras la ruptura, lo que puede darnos idea de la profundidad de sus sentimientos.

La historia de Bob Dylan con Sarah Lownds es ya lo suficientemente conocida. Edie por su parte, después de varios fracasos sentimentales, acabó suicidándose en el 16 de noviembre de 1971, casi exactamente seis años después de que se compusiese esta canción.